Foruq Farrojzad

Foruq Farrojzad

Nacida en Teherán en 1935, una época de grandes cambios sociales, la tercera hija de siete hijos, Foruq estudió arte y pronto se dedicó a la poesía. Fue a la escuela hasta el octavo grado, y luego aprendió a pintar y coser en una escuela de artes y oficios para niñas. A los dieciséis años, se casó con Parviz Shapur, un conocido escritor satírico. Foruq siguió sus estudios asistiendo a clases de pintura y se trasladó con su marido a Ahvaz. Un año después, dio a luz a su único hijo, Kamyar (el tema de uno de sus poemas). Después de tres años de matrimonio, ella se veía obligada a escoger entre el divorcio y la poesía y optó por esta última, lo que la privó de ver a su hijo para siempre.

Foruq Farrojzad, una mujer divorciada que escribió polémicos poemas con una fuerte voz femenina, se convirtió en un éxito instantáneo y en un icono femenino. En 1958, pasó nueve meses en Europa por motivos de estudio. Tras su regreso a Irán, en busca de trabajo, conoció al director y escritor Ebrahim Golesán, lo que reforzó su deseo de expresarse y vivir de forma independiente y con quien mantuvo una relación amorosa. Mientras tanto, publicó otros dos libros, El Muro (Divar) y La Rebelión (Osyan) antes de viajar a Tabriz para rodar un cortometraje sobre los iraníes con lepra.

Este cortometraje, rodado en 1962, se titula La casa es negra y se considera parte esencial de la nueva ola del cine iraní. Durante los doce días de rodaje, se encariñó con Hossein Mansuri, hijo de dos leprosos, y decidió adoptarlo y llevarlo a casa de su madre.

El 13 de febrero de 1967, Foruq falleció en un accidente de coche a la edad de treinta y dos años. Evitando chocar con un autobús escolar, dio un volantazo y su jeep chocó contra un muro de piedra. Murió antes de llegar al hospital. Su poema “Tengamos fe en el comienzo de la estación fría” fue publicado póstumamente y es considerado por los críticos literarios como uno de los poemas modernos mejor estructurados en persa:

El viento nos llevará

En mi noche, tan breve, ¡ay!
El viento está a punto de encontrar las hojas.
Mi noche tan breve está llena de devastadora angustia
¡Escucha! ¿Oyes los susurros de las sombras?
Esta infelicidad que siento ajena a mí
Estoy acostumbrada a la desesperación
¡Escucha! ¿Oyes los susurros de las sombras?
Allí, en la noche, algo está ocurriendo.
La luna está roja e inquieta.
Y, agarrada a este tejado,
podría derrumbarse en cualquier momento.
Las nubes, como una multitud de mujeres de luto,
esperan el nacimiento de la lluvia.
Un segundo, y luego nada.
A través de esta ventana,
la noche tiembla
y la tierra deja de girar.
A través de esta ventana, un extraño se preocupa por
mí y por tI.
Tú, en nuestro césped,
pon tus manos –aquellos abrasadores recuerdos–
en mis tiernas manos
y pon tus labios, llenos de calor vital
en contacto con mis tiernos labios.
¡El viento nos llevará!
¡El viento nos llevará!

Foruq Farrojzad está considerada la mayor poetisa del siglo XX en Irán, sus poemas han inspirado a famosos artistas tanto en Irán como en extranjero, como Abbas Kiarostami, en su película “El viento nos llevará”, y Bertolucci, en un documental sobre su vida. Incluso hoy en día, su memoria está viva y bien. Su vida es la historia de una mujer valiente, una poetisa y una artista de talento con muchas aventuras sentimentales, sociales y políticas.

La casa es negra

https://www.dailymotion.com/video/x3t2fxc

Rate this post

Comentarios

Deja una respuesta