Irán

“El encantador Irán: las mil y una noches”

6 días/ 5 noches

“El encantador Irán: las mil y una noches” es el primer itinerario del estilo “relajado y cultural”, el que sintetiza dos objetivos en un mismo viaje. Definiendo el estilo relajado y cultural, pensamos en atender tanto las distintas necesidades como los gustos culturales. De hecho, cada itinerario nos dirige hacia una experiencia nueva, haciendo la cultura local viva con una estrategia particular, creada para los amantes de paisajes típicos y ciudades maravillosas de Irán. Lo destacable en este viaje es fijar el enfoque en la coalición entre las ciudades de cuento de hadas y paisajes pintorescos de Irán. Este estilo les ofrece a los viajeros la oportunidad de reflexionar durante el circuito y pernoctación en las ciudades más espléndidas de Irán.

La duración de viaje suele ser limitada. A veces, no hay tiempo para que nos sentemos en un rincón del bazar a tomar un café y contemplar el bullicio urbano, para que nos quedemos en nuestra habitación y descansemos, para que paseemos por barrios populares o zonas de lujo y para que detengamos delante de las montañas pintorescas y respiremos profundamente y tomemos fotos. Muchas veces nos ha pasado que teníamos que rechazar estos caprichos e irnos. El estilo relajado y cultural es creado precisamente para cubrir estos tipos de necesidades, aunque parezcan triviales, pero son muy valiosos por su influencia en nuestros recuerdos del viaje. En este tipo de viaje, hemos intentado a dedicar el máximo tiempo posible a observar el mundo que nos rodea sin preocuparnos por el tiempo.  Pensamos en crear un itinerario menos exigente y más relajante para poder caminar lentamente y fijarnos en los detalles de rostros, ciudades y paisajes. De hecho, al tener más tiempo disponible, podemos decidir a qué hora salir de la habitación.

El estilo relajado y cultural nos aporta la capacidad de elegir tanto el tipo como la duración del viaje. Sencillamente, elijan las fechas e infórmennos de su motivo: relajación, boda, aniversario de boda, celebración de cumpleaños, etc. Además de caber los lugares más bellos y fascinantes, nuestro fotógrafo les acompañará en la etapa más pintoresca para fotografiar los momentos inolvidables a lo largo del viaje.

Lo que distingue el viaje a Irán de otros viajes es el deseo de volver inmediatamente a este país. El punto más sorprendente del viaje a Irán será, sin lugar a duda, la amabilidad y hospitalidad del pueblo iraní. La gente iraní deja un recuerdo inolvidable en la mente de los viajeros.

SALIDA/ REGRESO Aeropuerto Internacional IKA
HORA DE SALIDA Estar presente en el aeropuerto con una antelación de 3 horas antes de la hora de salida.
INCLUIDO
Vuelo doméstico Alojamientos
Transporte local Guía profesional
NO INCLUIDO
Entradas
Comidas

1

Día 1; País de origen – Teherán

Salida en el vuelo programado a la capital de Irán, Teherán, ubicada al pie de las montañas Alborz. Encuentro en el aeropuerto con el guía de SITO TRAVEL. Traslado al alojamiento y registro de entrada.

2

Día 2 ; Teherán- Kashan

Desayuno. Salida hacia Kashan. La primera parte de la visita está dedicada al centro histórico de Kashan y la segunda nos ofrece una tarde tranquila y relajante en las dunas del desierto.

Kashan representa un modelo ejemplar para conocer mejor su cultura local. Además de la existencia de esta colina milenaria, hay villas del siglo XIX, llamadas las casas bioclimáticas. Es necesario saber que Kashan tiene un clima desértico y veranos muy calurosos. Las casas en Kashan se han construido de una manera especial para que sea fácil enfriar o calentar las habitaciones en función de la estación. La importancia de la ciudad no está basada sólo en la variedad de las casas, sino que es conocida principalmente por la producción de agua de rosas de alta calidad. De hecho, el viaje a Irán ya atrae su aroma original, el de los pétalos de rosa cultivados en las colinas del centro de Irán. Esta hermosa ciudad, creada en un oasis, aún alberga algunas de las casas tradicionales más hermosas de la zona. La estancia en esta ciudad consiste en pasar una noche tranquilamente en un lugar de cuento de hadas o en una villa del siglo XIX que ha mantenido los criterios bioclimáticos adaptándose al recibir huéspedes.  Justo antes de partir hacia el desierto, visitamos el antiguo hammam-e Sultan Amir Ahmad (Casa de baños del Sultán Amir Ahmad), un complejo termal dividido en tres zonas diferentes: frigidarium (el lugar de tomarse baños fríos), tepidarium (el cuatro de baños tibios), caldarium (un cuarto con baño caliente). Lo que destaca la belleza de esta casa de baños es la decoración de las paredes y la ubicación de las piscinas en la primera habitación. Cada espacio se reservaba exclusivamente para una clase social particular: los descendientes del Profeta, los clérigos, los nobles, los mercaderes y los campesinos.

Durante nuestro viaje a Kashan, observaremos uno de los desiertos más fascinantes de la zona central de Irán, el desierto de Maranjab (Kavir-e Maranjab) donde nos permite andar descalzos sobre las arenas. Aquí nuestro fotógrafo tomará algunas fotos al atardecer para capturar uno de los momentos más espectaculares de su viaje a Irán.

Regresamos a Kashan para pasar una noche serena en el hotel.

  • Hammam-e Sultan Amir Ahmad

Desierto de Maranjab

3

Día 3 ; Kashan– Isfahán

Después del desayuno, salimos hacia Isfahán, el punto culminante del itinerario. Esta ciudad es una imagen histórica que completa el viaje a Irán. No fue casualidad que Isfahán atrajo la atención de Pasolini para dirigir algunas de las escenas de su película en la plaza de Naqsh-e Jahan. En cuanto a esta ciudad, hay una frase persa: Isfahán es la mitad del mundo. El florecimiento de la arquitectura islámica-iraní nació aquí en la plaza Naqsh-e Jahan, donde el azul turquesa domina las mezquitas y el cielo sobre la plaza. A lo largo de tiempo, el antiguo campo de polo fue convertido en el hogar de talleres de arte valiosos. La era safávida corresponde al tercer Imperio persa, el que restauró el poder de Irán y estableció un nuevo país basado en relaciones políticas, religiosas y militares. La existencia de la catedral de San Salvador (también llamada catedral de Vank) dirigida por la comunidad cristiana armenia desde 1605, hace un buen ejemplo de esta ciudad. Sin embargo, el poder Safavida es admirado por el arte, y por lo tanto, se considera una etapa del “Renacimiento” de la civilización, cultura y arte persa. El período del Renacimiento islámico en Irán llega a su auge bajo el gobierno de Shah Abbas I (1587-1629).

Visitas del día:

La plaza real o Naqsh-e Jahan (la imagen del mundo) situada en el centro de la ciudad, fue rediseñado por Shah Abbas I. Hay dos arcos en la gran plaza central de Naqsh-e Jahan (512 por 163 metros). En la parte inferior están todos los talleres de artistas donde se producen y venden la mayoría de los productos de artesanías iraníes, como miniaturas, trabajos en turquesa, esmaltes y manteles tradicionales. La plaza Naqsh-e Jahan solía acoger a la élite de hombres de negocios que buscaban el refinamiento artístico. En esta plaza, aún quedan los postes de polo las que se construyeron con el fin de limitar el campo de polo hace 400 años.

En Isfahán, en cuestión de segundos, el sueño de cada viajero del Medio Oriente se hace realidad: Irán y el atractivo del Renacimiento. Sólo hay que pensar en los murales del Palacio de las Cuarenta Columnas (el Palacio Chehel-Sotún) o el magnífico techo del Palacio de Música, Ali Qapu.

Nuestro día está dedicado a visitar la plaza y luego a caminar por el antiguo bulevar Chaharbagh el que nos lleva al viejo (el puente de 33 arcos). Aquí en Isfahán, al terminar una visita, comienza otra, y el viajero se prepara inconscientemente para escuchar las narraciones de la ciudad, como si Shahrzad las estuviera leyendo directamente de «las mil y una noches».

Después del paseo por el antiguo puente, iremos a cenar en un restaurante tradicional en el centro histórico para probar los típico platos persas.

Plaza Naqsh-e Jahan

Bulevar Chahabagh

Si-o-Se Pol

4

Día 4 ; Isfahán

El día comienza con un paseo en el maravilloso jardín de Hasht Behesht (el jardín de ocho paraísos) y luego seguimos con la visita del Palacio de Cuarenta Columnas (el Palacio de Chehel Sotun) es la mansión donde el rey celebraba ceremonias. A pocos pasos de la plaza, veremos otro magnífico jardín persa brillando en el patio de los Cuarenta Columnas que abarca una de las alegrías del Renacimiento Safávida: la mansión sigue latiendo en el corazón del Jardín Persa como si los lujos de la vida real nunca hubieran terminado. En este lugar, veremos la obra maestra del arte en miniatura, la cual al admirar las pinturas y las historias que cuentan, abren una puerta de la cultura y antropología para familiarizarnos con los personajes más importantes de la historia del Medio Oriente en los siglos XVI y XVII.

La multietnicidad iraní es un factor importante para comprender el Irán de hoy. Mientras que algunos de los nómadas actuales llevan siglos en la meseta iraní, otros grupos étnicos como los turcomanos o seguidores de otras religiones, como los cristianos, llegaron a Irán por razones geopolíticas y reconocieron la tolerancia de este país hacia otras etnias y religiones. Basta con pensar en el caso particular de los armenios que se vieron obligados a emigrar a Irán por orden directa de Shah Abbas I.  De hecho, en la década de 1920, los armenios de la región de Julfa habían dejado para siempre su tierra devastada debido al conflicto continuo entre los otomanos y los safavids, y tras haber llegado a Isfahán, el patirarcado armenio inició una nueva fase socio religiosa

 constituendo nuevas sedes y comunidades.

La región de Jolfa en Isfahan recibió a los armenios, y Shah Abbas I, en un manuscrito firmado por él mismo, les permitió establecer nuevas relaciones comerciales y religiosas, dándoles una libertad especial, totalmente apoyada por la corte Safavida. Los armenios abrieron una ruta comercial valiosa en el corazón de Isfahán, la capital safávida. Además, la oficina del califato armenio se centralizó principalmente mediante la publicación de nuevos textos religiosos utilizando la invención de Gutenberg en Irán. La arquitectura y los detalles de los murales de la

Catedral de Vank sorprenden a cualquier turista.

La tarde está dedicada a caminar en el distrito Jolfa y tomar un café o infusiones persas.

  • Jardín de Hasht Behesht
  • Palacio de Cuarenta Columnas

Pasear por el distrito de Jolfa

5

Día 5 ; Isfahán – Natanz – Abyaneh – Teherán

A la última hora de la mañana, salida hacia Natanz y luego Continuamos el viaje a lo largo del pie de la montaña Karkas para unirnos a una aventura increíble, pasear por uno de los pueblos tradicionales más antiguos de Irán, Abyaneh, en un valle. Este pueblo, con una altitud más de 2200 metros sobre el nivel del mar, re remonta a la época aqueménida del siglo IV a.C. Abyaneh, caracterizado por su tono ocre rojo de las casas, está rodeado por las ruinas de la dinastía sasánida pertenecientes al siglo III d.C. Otra característica de este pueblo es la flor rosa dibujada sobre las bufandas largas blancas de las mujeres. (Dependiendo de la estación y el tiempo esta visita puede incluirse o excluirse en el itinerario)

A la puesta del sol y sus rayos brillantes, la ruta de regreso a Teherán se hace más notable, como si el viaje a Irán hubiera empezado hace unas horas. Es la hora de hacer la maleta, que vuelve cargada de emoción, entusiasmo y mucha cultura. Normalmente, los viajeros se preocupan por la cantidad de sobrecarga, y mientras el color del cielo oscurece, están pensando en cómo organizar los recuerdos y regalos; a ellos les gusta comprar de todo, desde pistachos hasta telas y piedras turquesas. No hay duda de que todo encajará, excepto una cosa: la hospitalidad de las personas que encontramos caminando en los mercados, sitios antiguos y restaurantes. Esta imagen está grabada en sus corazones y es un recuerdo inolvidable que el viajero llevará consigo a todas partes. Sobre todo, será un buen incentivo para todos aquellos que has disfrutado de este viaje para regresar a Irán por segunda vez.

Seguimos el viaje hacia el aeropuerto. Cena y alojamiento en el hotel IBIS en el aeropuerto.

  • Natanz
  • Abyaneh

6

Día 6 ; Teherán – país de destino

– Traslado al Aeropuerto Internacional Imán Jomeiní para el vuelo de Teherán hacia el país de destino.

Ver las opiniones

5.00 basado en 1 opinión

Aún no hay comentarios.

Deje un comentario

Calificación